lunes, 28 de julio de 2014

Sólo por ser mujeres: el machismo en las crónicas de Pedro Cayuqueo


Estimado Pedro Cayuqueo:

Ahora en agosto, saldrá a la venta “Esa ruca llamada Chile”, la segunda parte de “Sólo por ser indios”, el libro que compendia algunas de tus crónicas publicadas entre el 2007 y el 2012, en las que das la batalla comunicacional por visualizar un discurso oculto en los medios chilenos: el mal llamado “conflicto mapuche” es en realidad un conflicto de dos partes, entre la nación chilena y la nación mapuche, desencuentro propiciado por el codicioso Estado chileno y su política de expansión económica, que invadió el Wallmapu hace cerca de cien años. 

Me dio gusto leer tu primer libro y de verdad espero con ansias el segundo. Es necesaria la mirada histórica que muchas chilenas como yo, hijas de la pésima educación local, desconocemos en profundidad. Da gusto leerte, Pedro, por el sentido del humor, la ironía y la buena pluma. Leer crónicas como “Diálogo (inconcluso) entre un mapuche y un taxista” o la que titula el libro “Sólo por ser indios” fue una inversión, cero pérdida de tiempo. 

Sin embargo, encontré pasajes innecesarios que a mí como mujer me crisparon tanto como cuando tú, me imagino, te topas con comentarios racistas. Para ser honesta, desconozco cuál es el rol de la mujer en la cosmovisión mapuche (tarea para la casa que no impide sacar conclusiones en tu libro), pero como chilena, sé perfectamente cuál es mi rol en el contexto que me tocó nacer. Chile es un país tremendamente machista y reconocí este rasgo en tu pluma de chileno-mapuche. Quizá por la vertiente chilena es que el machismo se filtró en tu ser, Pedro.