martes, 9 de diciembre de 2014

Todos los callados, todas las omitidas

Me llega un mail y me piden la siguiente tarea: reflexionar respecto de cuánto hemos avanzado como país en derechos de las mujeres, en lo público y en lo privado.
Inmediatamente pienso en la desigualdad de remuneraciones por realizar la misma tarea (mundo público), en la brecha salarial entre profesiones feminizadas —pedagogía o enfermería— y las masculinizadas —ingeniería, medicina— (mundo público, otra vez, pero que impacta lo privado), en la división sexual del trabajo (mundo privado, que traspasa lo público), donde las mujeres cargan con los quehaceres domésticos —aunque trabajen 45 horas semanales fuera de casa— y los varones ostentan el abusador privilegio de ser atendidos, como si en vez de una compañera lo que tuvieran a su lado fuera una esclava. Pienso en el cargo adicional que hacen las Isapres sólo a las mujeres en edad fértil, como si se embarazaran solas, sin la intervención de un varón, lo que también habla de que en Chile aún el cuerpo de la mujer es sinónimo de cuerpo de madre. Cuerpo que se presta, como dijo alguien por ahí.

viernes, 5 de diciembre de 2014

El apellido de una mujer siempre es el apellido de otro hombre

Esmifiesta.

El otro día pensaba, qué alivio que en Chile la mujer no se cambia el apellido al de su esposo, como lo hacen los gringos. Sería como pasar de ser propiedad de mi papá a ser propiedad de mi pareja. Qué bueno también, me decía, que los apellidos compuestos parecen arcaísmos y ya nadie los usa. Qué horrible ser una “Arolas Uribe de Apellido de mi Pololo”, es muy anuncio de propiedad. Los apellidos hablan del origen. Nuestros apellidos son el registro final de dos personas distintas que se unieron un momento. El apellido de mi papá al lado del apellido de mi mamá en la composición de mi nombre, es la inscripción de mi historia familiar sobre mi cuerpo, como si yo fuera un texto flotante que cargara esa unión.

miércoles, 3 de diciembre de 2014

Vengo a denunciar acoso sexual callejero... ¿qué es eso?



- Vengo a dejar una denuncia por acoso sexual callejero.
- ¿Cómo es eso?
- Un hombre me dijo algo muy grosero, que me violentó.
- ¿Qué le dijo?
- Me da mucha vergüenza repetirlo.
- Dígame qué le dijo.
- “Le llenaría el choro de moco”.
- Ya, espéreme aquí.

lunes, 3 de noviembre de 2014

El collage de la exclusión


Es mi fiesta y estamosleyendo.cl

Hace un tiempo le dediqué una columna a Cayuqueo, “Sólo por ser mujeres: el machismo en las crónicas de Pedro Cayuqueo”, y la escribí con bronca, porque cuando leí su libro “Sólo por ser Indios”, me di cuenta de tres cosas: uno, hacía comentarios fomes e innecesarios sobre las mujeres y su cuerpo, para hacerse el simpático. Dos, cuando remembraba los tiempos dorados en los que Chile y el pueblo mapuche tenían relaciones diplomáticas, esa forma de hacer política siempre la protagonizaban hombres. Y tres, al acuñar el español, Cayuqueo asimiló los patriarcales modos de esta lengua, en la que todo lo general y neutral se denomina varón.

jueves, 16 de octubre de 2014

Tenemos Apendicity: nos enferma el sexismo y la desigualdad en la ciudad



A veces siento que soy un apéndice de la historia. Un apéndice de la ciudad.

Un apéndice es un añadido, un agregado, un complemento de algo. El arroz del plato. Una cosa menor que pertenece a otra cosa más grande. Ser mujer es ser apéndice del mundo. Altiro pienso en el mito cristiano del origen de la humanidad: dios creó al hombre a su imagen y semejanza (ergo, dios es hombre) y como lo vio tan solito (pobre), le arrancó una costilla (dolor) y a partir de ésta construyó otra cosa, construyó a la mujer.

La mujer es un pedazo del hombre, su apéndice.

martes, 14 de octubre de 2014

Homenaje a las ampliaciones de los block, los palafitos de la pobla



Si yo supiera escribir poemas, los escribiría para los palafitos de Santiago. Esas pieza-ampliación que construyen los vecinos de los blocks de la población, que no tienen pasto ni jardines, de esa población donde no hay calles, sino pasajes con nombres de poetas, de frutas o de volcanes chilenos con fama internacional. Escritores y geografías lindas, que toda la vida nos han sacado pica, porque se sobran de su reconocimiento internacional, de aparecer en la tele por bellos y buenos, y no por feos, ladrones y violentos, como nosotros, un triste puñado de personas hacinadas en esas piezas flotantes, construidas con material ligero, pero con ingenio y necesidad densa.

lunes, 15 de septiembre de 2014

OCAC Chile: no somos la “brigada antipiropos”


El Quinto Poder.

Desde que apareció el Observatorio Contra el Acoso Callejero, OCAC, se ha dicho mucho sobre nosotras. Que somos las “acosadoras de los acosadores”, que somos “feminazis” o que somos la “brigada de antipiroperas furiosas”. Más que molestarnos por los apelativos, estamos abiertas a explicar cuál es nuestro rol como organización. En especial, porque una de nuestras metas es educar para el cambio social.

martes, 19 de agosto de 2014

El negocio de la selección en educación

Esta semana vi a mucha gente indignarse por las históricas ganancias de las isapres. Las más altas en nueve años, decían los diarios. Yo misma no lo podía creer. Hice un cálculo rápido: mi plan mensual es el doble de caro que el de un hombre de mi misma edad. Eso, sólo por tener 27 años y ser mujer en edad fértil.

lunes, 28 de julio de 2014

Sólo por ser mujeres: el machismo en las crónicas de Pedro Cayuqueo


Estimado Pedro Cayuqueo:

Ahora en agosto, saldrá a la venta “Esa ruca llamada Chile”, la segunda parte de “Sólo por ser indios”, el libro que compendia algunas de tus crónicas publicadas entre el 2007 y el 2012, en las que das la batalla comunicacional por visualizar un discurso oculto en los medios chilenos: el mal llamado “conflicto mapuche” es en realidad un conflicto de dos partes, entre la nación chilena y la nación mapuche, desencuentro propiciado por el codicioso Estado chileno y su política de expansión económica, que invadió el Wallmapu hace cerca de cien años. 

Me dio gusto leer tu primer libro y de verdad espero con ansias el segundo. Es necesaria la mirada histórica que muchas chilenas como yo, hijas de la pésima educación local, desconocemos en profundidad. Da gusto leerte, Pedro, por el sentido del humor, la ironía y la buena pluma. Leer crónicas como “Diálogo (inconcluso) entre un mapuche y un taxista” o la que titula el libro “Sólo por ser indios” fue una inversión, cero pérdida de tiempo. 

Sin embargo, encontré pasajes innecesarios que a mí como mujer me crisparon tanto como cuando tú, me imagino, te topas con comentarios racistas. Para ser honesta, desconozco cuál es el rol de la mujer en la cosmovisión mapuche (tarea para la casa que no impide sacar conclusiones en tu libro), pero como chilena, sé perfectamente cuál es mi rol en el contexto que me tocó nacer. Chile es un país tremendamente machista y reconocí este rasgo en tu pluma de chileno-mapuche. Quizá por la vertiente chilena es que el machismo se filtró en tu ser, Pedro. 

lunes, 30 de junio de 2014

Gabriel Muñoz, profesor TP: "No se pueden usar estrategias iguales para cabros diferentes"


Educación 2020, replicado en El Definido.

Se hizo profesor antes de estudiar pedagogía. Desde la docencia cotidiana descubrió cómo motivar el aprendizaje de sus estudiantes: conocer su historia, hablarles en su lengua, empujarlos a la investigación y, sobre todo, sembrar preguntas antes que respuestas.

Las mujeres que "se buscan" ser acosadas

 
El Quinto Poder.
 

Una opinión que he oído tanto a mujeres como a hombres, es esa que clasifica a las mujeres en dos tipos: las que “se buscan” ser acosadas porque “exhiben” su cuerpo en la calle, y las que “no merecen” el acoso porque “se tapan” y “se cuidan”. ¿Usted piensa así? A usted quiero hablarle.

jueves, 19 de junio de 2014

Por qué sí apoyo el 20% de música chilena en las radios


biobiochile.cl

Los chilenos ya aprendimos que no le podemos dejar toda la responsabilidad al mercado, mucho menos en áreas sensibles, como educación y salud, áreas vinculadas a derechos. Los medios de comunicación son un área especialmente sensible, son un espacio donde se juegan derechos, por eso apoyo la ley del 20% de música chilena en las radios. Porque allí donde el mercado no hace la pega, confío en el Estado.

viernes, 13 de junio de 2014

El Liceo Bicentenario que llegó al top ten sin selección académica


Educación 2020.

El Liceo San Pedro de Puente Alto nació como Bicentenario. Su primera generación de egresados superó los 600 puntos en la PSU, codeándose con los emblemáticos. Y lo hicieron sin selección académica. ¿Cómo lo lograron?

jueves, 29 de mayo de 2014

La Señorita Luisa y su curso de 12 mil habitantes


The Clinic, replicado en Amnistía Internacional.

Luisa Tamayo (78) estudió en las extintas Escuelas Normalistas y dejó su Santiago natal para enseñar a leer en la escuela rural de Codegua, un pueblo que no aparecía en el mapa y de donde llegó a ser regidora. Después del 73, fue perseguida por militante y por educadora. Luisa se salvó de la dictadura, la educación no.

miércoles, 21 de mayo de 2014

Después de educación, le toca a los medios


El Quinto Poder.
 
Lo más épico del debate sobre educación es eso: que la discusión exista. Es un logro que la crisis reventara, pero será un logro mayor cuando exploten otros descontentos. Ahora que ya estamos peleando por la educación, es hora de pelear por los medios.

martes, 15 de abril de 2014

Yo estudié en el colegio de "Cuarto Medio"




El Dínamo y Educación 2020.

Yo estudié en el colegio de Cuarto Medio, en el Chilean Eagles College N°3 de La Cisterna. Como dato, les cuento que fue el primer colegio en irse a toma el 2006. Como dato, les cuento que me licencié de cuarto medio hace diez años. Estudié con los mismos profes, tuve la misma profesora jefe, escuché las mismas historias de terror acerca de mi futuro si no rendía una buena PSU. Yo estudié en el colegio de Cuarto Medio y como dato, les cuento que, en una década, nada ha cambiado demasiado.

Conoce las ONG chilenas que velan por tus derechos en Internet


Para Fayerwayer.

Chile se jacta de tener los índices de conectividad más altos de América Latina, es decir, en este país es muy fácil sentarse frente a un computador o tomar un celular para conectarse a Internet. Sin embargo, la experiencia internacional y local nos ha mostrado que la conexión no es sólo sinónimo beneficios, sino también de problemas. Un ejemplo icónico es el escándalo destapado por Edward Snowden.

jueves, 27 de marzo de 2014

Mujeres, ¿qué cresta hacemos para que nos dejen de acosar en la calle?





Replicado en El Quinto Poder.

“Le llenaría el choro de moco”, me dijo un viejo con olor a vino del día anterior en la boca. Yo tenía 20 años y caminaba por Recoleta, buscando pega. Quedé tan descolocada y aterrada como cuando tenía diez años y un viejo me corrió mano en la micro, acariciándome los calzones por debajo del jumper. “Chúpame la pichulita”, es la otra que lidera el ranking de frases asquerosas y violentas que he tenido que escuchar sólo por ser mujer. Porque así parece que funciona el mundo para el cincuenta por ciento de la humanidad que no tiene pene. Pareciera que estamos condenadas a que nos coticen en el espacio público y, también, en el privado.

martes, 4 de marzo de 2014

Consejos de cuatro novelistas que todo aspirante a escritor debería seguir ahora mismo



Publicado en Luchalibro.

Internet y la literatura tienen algo en común: los dos reúnen obras maestras y textos malos -que no trascenderán- en un mismo espacio. Este post tampoco trascenderá, pero los consejos que aquí compendio sí lo harán, precisamente porque explican directo, sencillo y con elegancia qué se necesita para no caer en la vulgar categoría de los textos malos. Son palabras de Ernest Hemingway, Roberto Bolaño, Kiko Amat y George Orwell. Cuatro plumas que al referirse a la narración saben muy bien de qué están hablando.