miércoles, 12 de diciembre de 2012

Homenaje a la música pop que habla de la lucha de clases


Por Arolas Uribe, para Noesnalaferia, replicado en Theclinic.cl

La música es un formato que muchas veces habla en sentido figurado. Por eso, a veces, las letras más evidentes pasan demasiado piola, entonces no nos damos cuenta cuando Locomía defiende el neoliberalismo para Rusia o las Supernovas denuncian cómo todas las relaciones se han reducido a lo económico. En esta lista, música de izquierda para cantar en tu pega sin parecer un subversivo y canciones taquilleras para chicos neoliberales que no quieren tararear Los Huasos Quincheros.

jueves, 6 de septiembre de 2012

Hernán Miranda (70), poeta: “Postulé al premio nacional para marcar territorio, como los perros”


En el 84 se encerró en el zoológico de Santiago como una “protesta ecológica”, mientras Nicanor Parra daba declaraciones a la tele. Poeta de la generación del 60, se ha movido en los límites de la poesía y el periodismo. Este año postuló al Premio Nacional de Literatura por segunda vez, sabiendo que no era favorito, “fue una reivindicación, una humorada”, dice. 

Por Arolas Uribe, para The Clinic

En marzo del 84, Alipio Vera informaba en las noticias de TVN que llegaba un nuevo espécimen al zoológico de Santiago: el hombre. “Esto es un espejo de la realidad” decía Nicanor Parra dando declaraciones a la tele, mientras al otro lado Enrique Lihn gritaba como loco “el hombre es el único animal que usa lentes oscuros, el hombre es el único animal que posa para las cámaras”. Con un letrero que aclaraba “Nombre científico: Homo sapiens. Hábitat: esparcido por todo el orbe” y usando un traje de dos piezas, ese nuevo animal era Hernán Miranda.

En esa época, el poeta y periodista Hernán Miranda -que este año por segunda vez postuló y no ganó el Premio Nacional de Literatura- trabajaba en La Tercera y su “protesta ecológica” -como la bautizó para convencer al director del zoológico- fue sólo una de otras tantas pautas extrañas: estuvo un día haciéndose pasar por argentino en una playa chilena, colocó animitas con su nombre para ver si la gente le prendía velas -y sí, le prendieron- y lanzó una carrera falsa como diputado para el plebiscito del 89. “‘Un poeta al parlamento’ era mi slogan”, recuerda tomándolo muy en serio.

Lo extraordinario ha estado siempre presente en la vida de Miranda. Cuando estudiaba Castellano, su hermano era fotógrafo en El Siglo, entonces Miranda se la pasaba metido en el diario. Un día lo mandaron al hospital San Juan de Dios a cubrir un tema que nadie quería: la Violeta Parra recién operada de la vesícula. Le tomó una foto. “Ella estaba verde”, recuerda, se alegró montones con la visita y le dijo “compañero, para agradecerle, déjeme tocarle una canción”.

jueves, 24 de mayo de 2012

El muñeco de Chávez contra Superman


En Venezuela se puede conseguir un mini-mi de Chávez, un atlético muñeco de 60 cm que al ser tocado discursea. Busca quitarle terreno a Batman, Superman y la Mujer Maravilla. 

Por Arolas Uribe, para The Clinic

“Yo llegué aquí para hacer todo lo humanamente posible, para ser útil al pueblo venezolano en su sueño, en su esperanza y en su empeño de ser libres e iguales”, dice Hugo Chávez cuando le aprietan la espalda. Chávez no sólo enfrenta a sus enemigos desde su podio de presidente, tirando tweets contra el neoliberalismo, ahora también ataca a escala, como un muñeco de acción de 60 cm, como un Max Steel del socialismo. Importado desde la China comunista, el muñeco de Chávez es una réplica ni tan fiel del mandatario, porque aunque respeta la verruga de su frente, le sobran calugas en el abdomen y -como buen y respetado Ken- no hay nada debajo de sus pantalones.

viernes, 11 de mayo de 2012

Chávez el seductor

Es difícil ser afín a la izquierda y no sentirse seducida por el chavismo. El PSUV -Partido Socialista Unido de Venezuela- tiene cinco millones de militantes, un sexto de la población del país. Es muy probable que ésa -y no un carácter dictatorial- sea la razón que mantiene a Hugo Chávez en el poder hace trece años. Hoy, en Venezuela se cree en la política como agente de cambio y la energía de estar haciendo la revolución se respira en el ambiente, se ve en los rayados en las calles, se escucha en cada esquina cuando la gente entre mezcla debates sobre béisbol con la contingencia política venezolana. Puede que suene exagerado, pero la mística chavista rima mucho con las historias de trabajo social que se cuentan de los años de Allende.

jueves, 29 de marzo de 2012

César Dionisio (26) alucina con este país desde niño: EL COLOMBIANO QUE AMA LOCAMENTE A CHILE


En la capital colombiana hay un bogotano que vive pensando en Chile. Le gustan Los Prisioneros, Colo Colo, los completos y sufre con los partidos de la selección. Un día a la semana junta a su familia y ven Los '80. En Colombia, canta cuecas con poncho. Es que está enamorado de Chile desde el día que nació. Y eso que la primera vez que visitó el país sólo recibió lacrimógenas.

Por Arolas Uribe, para The Clinic.

jueves, 15 de marzo de 2012

Homenaje al resentimiento social, un sentimiento necesario

Por Arolas Uribe y Richard Sandoval, para Noesnalaferia.cl.
Hay gente que cree que decirle a uno “comunista”, “resentido” o “anarquista” es una ofensa. Para nosotros, que alguien nos saque en cara el resentimiento social que llevamos dentro es un elogio, un aliento. Nos inspiran a seguir, porque significa que vamos bien encaminados. Muchos temen asumir su resentimiento, pero sépanlo, no hay arma más poderosa para cambiar el status quo que el darse cuenta que algo no anda bien, que no nos pueden cagar tanto, que una verdadera democracia no funciona de esta forma tan dispareja, que es normal sentirse usurpado al comparar nuestra cocina de dos por tres con la mansa cocina de la gente cuica, o al constatar que imbéciles como El Chispa tienen nana. No tengan miedo, el resentimiento es la llave para cambiar lo que pasa alrededor.

viernes, 9 de marzo de 2012

Coleccionista de citas #4: El gato con botas, ¿la oda de Perrault al NEOLIBERALISMO?

Por Arolas Uribe*. Ilustración: Sasha Laskowsky

El Gato con Botas fue mi libro favorito cuando era niña. Lo tuve por lo menos en cuatro ediciones distintas, una de ellas con un 
cassette que reproducía una voz de femenina, que me narraba el cuento como una tierna madre. Mi primera foto leyendo un libro –a los cuatro años- es con este cuento. Recuerdo oír a mi papá diciéndole a un amigo que la obra de Charles Perrault era el cuento que más había marcado a su hija. 

martes, 21 de febrero de 2012

Un dilema moral: ¿PRESTAR O NO PRESTAR los libros?

Me gusta comprar libros, acumularlos, mirar cómo se abulta mi librero mes a mes. Me gusta que mis amigos vayan a mi casa y miren mi biblioteca, que comentemos los libros que tengo y los que planeo tener. También me gusta prestarlos, hay cierto tono de tutor cuando prestas y recomiendas un libro, una posición agradable de dominio en un tema. Aunque prestar un libro también tiene contras. Bastantes.

Por Arolas Uribe, para LuchaLibro.

viernes, 3 de febrero de 2012

Cosas que pasan cuando lees en el Metro


El lugar donde menos se lee es en la biblioteca. En una biblioteca en el sentido tradicional, porque hoy un carro del Metro, un asiento en la micro, el pasto de un parque y las escaleras de un edificio público son las nuevas salas de lectura. La gran diferencia es que
 en la biblioteca tienes todo el derecho a pedir silencio, en las calles o en el transporte, estás condenado a lidiar con el ruido y con la poca empatía de los no lectores.